Lagunas de Chagueños

Localización: La Prohída (Degaña)
Itinerario: La Prohída - Cueva de Fonchada - Laguna de Changuneto - Laguna de Changueños
Dificultad: Media
Distancia: 6.988 m (ida-vuelta)
Duración: 2 h 10 min.
Desnivel: 454 m
Tipo: Ascensión
Lagunas de Chagüeños

Ubicada en el concejo de Degaña, la senda se inicia desde la carretera AS-15 que comunica Cangas del Narcea con el Puerto de Cerredo. Aproximadamente en el kilómetro 122, en el enclave habitado de La Prohida, se inicia el recorrido por un camino que desciende hacia el río y donde se puede dejar el vehículo.

Tras descender por la pista dirección al río Ibias, se atreviesa el campo de las Corradas. Tras unos metros la senda se divide en dos ramales, el primer ramal de la derecha conduce a la Cueva de Fonchada situada sobre la roca superior del camino. Tras visitar la cueva el camino continua paralelo a un riachuelo hasta llegar a un mirador natural donde realizar una pequeña parada y disfrutar del bosque de hayas, xardones y tejos. Desde el mirador se accede tras un corto descenso al fondo del riachuelo, que tras ser cruzado la senda se estrecha y desciende para cruzar otros dos arroyos.

Una vez cruzados la senda se interna en un frondoso bosque donde una continua ascensión entre árboles centenarios conduce a la primera laguna o Chagunacho. Rodeando a la laguna, abedules y hayas cercan un pequeño llano de pastoreo donde los Vaqueiros de Alzada llevaban su ganado para pasar la temporada estival. Una práctica que estuvo vigente hasta principios del s. XX. Rodeando el llano y tras unos 400 m entre rocas, se alcanza la segunda, la Laguna de Chagueños. Situada en un circo glaciar, su profundidad y claridad de agua permite suponer que es apta para el baño.

Podrás refrescarte en una zona pedregosa próxima donde una pequeña fuente mana agua todo el año. Una vez culminada la ascensión a la laguna, la senda regresa por el mismo camino hasta llegar a la pista que regresa desde el mirador. En este punto se puede optar por seguir de frente para atravesar el Campo de las Corradas donde existe una antigua cantera donde los vecinos de la zona elaboraban cal y yeso para sus casas y que hoy está restaurada y es habitual ver rebaños de ovejas pastando en sus prados.